Si estás pensando en crear una marca, lo mejor que puedes hacer como emprendedor es protegerla, de esta manera, evitarás problemas como el robo de marca y los problemas legales que conlleva. Al final pagas menos por un registro de marca que por los servicios legales acabarás necesitando en caso de que alguien se quiera aprovechar de tus ideas, como dice el dicho: es mejor prevenir que lamentar.

 

Seguramente te acuerdas de las tortillerías, taquerías, tienditas de la esquina y otros mini-negocios que proliferaban en nuestra cuadra o barrio que, hoy en día, han sido en su mayoría reemplazados por cadenas de minisupers. Una de las razones por la que han acaparado el mercado es que son marcas establecidas, registradas y reconocidas. Las personas identifican fácilmente estos minisupers por el nombre, logo y hasta por los colores, a diferencia de las tiendas de barrio que son más “genéricas” y de las que, muy probablemente, no te acuerdas ni de su nombre.

 

Pues la misma situación sigue ocurriendo con muchos negocios de emprendedores, chicos y medianos: inician y sus dueños no se preocupan por proteger el nombre de su negocio o afianzar su marca hasta que empiezan a tener problemas con otros competidores, o entre los mismos socios iniciadores, y todo por el pretexto de “no tener dinero para el gasto de registro”.

 

Nos copian el nombre, el concepto de nuestro producto o servicio, nos hacen competencia desleal y todo sin que tengamos armas para defendernos pues no tenemos registro. Te sorprendería lo frecuente que es ésta situación.

 

¿Cuántas veces hemos visto que el negocio original decae y cierra mientras que el competidor se afianza y crece? y no sólo ocurre en negocios mexicanos, también a los grandes negocios, de esta era digital, en los mismísimos Estados Unidos de América: El actual dueño de Facebook no fue su inventor. Los hermanos Winklevoss y Divya Narendra crearon el concepto de HarvardConnection.com que dio pie a Facebook, sin embargo su idea original quedó en el olvido mientras que Facebook y Mark Zuckerberg son lo que conocemos ahora.

 

En el mejor de los casos, deberemos convivir con otro(s) negocios similares hasta llegar al conflicto de marcas pues están afectando directamente la rentabilidad y nuestras ganancias. ¿Cuántas veces no te ha ocurrido en el súper que te distraes y terminas llevándote otro producto en vez del que siempre llevas? Por la simple razón de que su botella y su marca (que no lo es por falta de distintividad), es muy parecida a nuestra marca preferida.

 

Los problemas y consecuencia de no registrar mi marca a tiempo son muchos, ahora y a futuro; y a pesar de que pueden ser resueltos, será a un costo mucho más alto comparado con el de haberlo registrado a tiempo; y esto se agrava aún más si consideramos que los empresarios mexicanos (sin importar el tamaño de su negocio), imaginan el registro de su marca como un simple trámite de alta, cuando en realidad se trata todo un procedimiento que debe formar parte de una estrategia a futuro para hacer crecer nuestro negocio y para defenderlo si es necesario: un mal registro es equivalente a no tener protección para nuestro negocio.  

 

En INGENIA contamos con un grupo de expertos que están listos para ayudarte a que tu marca esté protegida, recuerda que tener tu registro también es una manera de cuidar tu patrimonio.

Ingenia Marcas y Patentes.

Av. Insurgentes Sur 1673 Desp. 603

Col. Guadalupe Inn, C.P. 01020. CDMX.

Mail: hola@ingeniamarcasypatentes.com

Tel: 5662 9659

Share on FacebookTweet about this on Twitter